Transformación digital

Transformación digital

El mundo digital llegó, nos transformó y no va a marcharse. Ha creado un nuevo entorno en el que “lo digital” marca nuestro estilo de vida personal y profesional.

La digitalización ha cambiado el mundo que conocíamos, esto no es nuevo y,  no sólo es un proceso exclusivo de las empresas. Se da en todos los ámbitos.

Desde el punto de vista empresarial, podemos definir el proceso de digitalización como el cambio inevitable que cualquier empresa debe acometer para adaptarse a este nuevo entorno.

Todos hemos oído que la digitalización es igual a tecnología, pero adquirir un nuevo software, tener una cuenta en Facebook o Instagram y cambiar los ordenadores de la oficina no es una transformación digital, es añadir aspectos digitales a los procesos.

La digitalización es un concepto mucho más profundo que involucra a toda la empresa. Este proceso, ineludiblemente, pasa primero por las personas. La manera en la que se trabaja y la forma en la que las personas se relacionan constituyen gran parte de la cultura de la empresa. Esto nos llevará a un cambio radical de cómo vemos la relación entre personas y todos los procesos de la empresa.

¿QUÉ PODEMOS HACER?,¿ ES UNA OPCIÓN?

Lo primero que hay que tener claro es que está mas cerca de ser una obligación que una opción. Sin embargo, cada sector tiene necesidades diferentes y esto hace que el ritmo de transformación también lo sea.

¿CÓMO EMPIEZO?

Sin que hayas hecho nada, tus empleados ya están familiarizados con las nuevas tecnologías en su vida (cada uno a su nivel), pues ya tenemos el primer paso dado.

Pero para asegurarnos de que tenemos éxito hay que hacerse la siguiente pregunta: ¿Tengo una buena base para empezar? No todos tus empleados están familiarizados de la misma forma con las nuevas tecnologías. Esto hace que contemplemos un proceso de adaptación, con el propósito de disminuir la brecha digital. El objetivo de esta adaptación es eliminar las barreras entre todos los empleados, generar confianza y, sobre todo, potenciar el sentimiento de integración.

Este comienzo requiere confianza y cooperación. Todo el mundo debe ser escuchado porque el equipo lo formamos todos. Pero este cambio empieza en la dirección,  Hay que crear un clima de confianza impulsando la comunicación, lo que llevará a mejorar la rutina diaria, haciéndola más eficaz.

Todos sabemos que la digitalización nos coloca en el siglo XXI: nuevas formas de comunicación y relación, mayor eficacia y efectividad, nuevas experiencias cliente, aumento de la productividad y, por supuesto, de los beneficios.  Pero todo esto no sirve de nada si no contamos con un buen equipo.

Es posible que tu empresa sea una de las muchas que no se hayan dado cuenta que  la digitalización ya está dentro del núcleo mas importante de la organización: SUS EMPLEADOS. Si, en nuestra vida personal, en mayor o menor medida, ya somos digitales. Sin darte cuenta ya has empezado el proceso que parte de ser consciente de que estamos en otra era, que han cambiado la forma de hacer las cosas y que hay que adaptarse o morir.

El cambio no es complicado, solo requiere el valor para cambiar las reglas, eliminando de tu diccionario frases como “siempre se ha hecho así”.

Un comentario

  1. Es cierto que la tecnología tiene muchos inconvenientes, pero, sin duda, también ventajas. Está claro que, independientemente de nuestra opinión personal, profesionalmente no hay más remedio que adaptarse. Buen artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *